¿A quien no le gustan las donas? A todos nos encantan estas delicias. Mas si sabemos que estas son una versión mas saludable de las que compramos en cualquier lugar, ya que estas son horneadas y no fritas; y aun mas, si sabemos que son de Calabaza…. Sabor típico de la época ala que estamos entrando!!!

 

Con esta receta te saldrán de 20 a 24 mini donas aproximadamente

 INGREDIENTES:

2 tazas de harina

½ taza de azúcar morena

1 ½ cucharadita de polvo de hornear

1 cucharadita de nuez moscada

1 cucharadita de canela

½ cucharadita de jengibre

½ cucharadita de sal

¼ cucharadita de bicarbonato de sodio

1 taza de puré de calabaza (puede ser de lata o natural)

2 huevos

¼ taza de leche al tiempo

¼ taza de mantequilla a temperatura ambiente

 PROCEDIMIENTO:

Precalentar el horno a 325 grados F. Preparar el molde de mini donas con spray engrasante.

 

Mezcla la harina, el azúcar morena, el polvo de hornear, la canela, la nuez moscada, el jengibre y el bicarbonato en un bowl grande.

Añade el puré de calabaza, los huevos, la leche y la mantequilla y mezcla con tu batidora a velocidad baja hasta que todo este perfectamente incorporado.

Cuando tu masa este lista, ponla en tu molde. Esto será mas fácil si usas una manga para repostería.

 

Hornea tus donas durante 10 minutos.

 

Antes de desmoldarlas espera un minuto para que no se rompan al salir.

 COBERTURA:

Hay dos maneras muy ricas de cubrirlas.

 

La primera es con glaseado, para esta cobertura necesitaras:

 

1 ½ taza de azúcar glas (mejor si esta cernida, o es grado A)

agua pura

 

En un bowl coloca tu azúcar ya cernida y agrégale agua para darle la consistencia que deseas para cubrir tus donitas.

Si la dejas muy liquida tus donas quedaran con una capa transparente pero dulce.

Si quieres una cobertura mas blanca agrega poco agua para que quede espesa.

 

La segunda manera de cubrir tus donas es con azúcar y canela, necesitaras:

 

½ taza de mantequilla completamente derretida

1 taza de azúcar

2 cucharadas de canela

En un bowl mezcla la canela con el azúcar. Baña tus donitas en la mantequilla derretida sin que quede exceso. Luego sumérgelas en la mezcla de azúcar y canela y déjalas secar.